23 de enero de 2008

Madrid

He comenzado el nuevo año viajando una vez más a mi propia ciudad, es decir, alrededor de mí mismo.
Tapias del cementerio del Este, escenario de fusilamientos diarios durante la posguerra.